martes, 21 de octubre de 2014

FULBRIGHT BECA PARA GENTE CON GRANDES SUEÑOS

Jimena Vergara es una mujer sencilla, sensible, soñadora y con una gran fuerza de voluntad.  El no tener una mano no la ha limitado para nada en la vida, se ha desenvuelto normalmente, hizo una carrera profesional, tiene una familia y día tras día sueña con ser alguien mejor.  Atendió la solicitud para este reportaje de la mejor manera y mantuvo su interés durante toda la entrevista.

Hace dos años  y medio investigando en internet se enteró de una beca, para la realización de maestrías y doctorados, otorgada a gente con discapacidad,  a través de la fundación Saldarriaga Concha en Colombia.  De inmediato se puso a la tarea de recolectar toda la documentación requerida y una vez la tuvo la presentó a la fundación.  Desafortunadamente esa primera vez no tuvo éxito y fue rechazada; pero por recomendación de un conocido que había recibido la beca y sin perder la esperanza preparó muy bien el proyecto que sustentaba la solicitud para la realización de la maestría. 

El proyecto  tiene como finalidad el diseño de juguetes para niños con discapacidad.  Esta vez entregó lo mejor de si, para que el documento mostrara su deseo de poner al servicio de los demás su conocimiento y contribuir para que desde pequeños, quienes sufren de discapacidad se sientan incluidos en la sociedad.  Su objetivo se cumplió y le fue concedida la beca y actualmente se encuentra en Estados Unidos cursando felizmente su maestría.

Jimena está inmensamente agradecida con la fundación Saldarriaga Concha, pues han estado permanentemente pendientes de ella y han cubierto algunas de sus necesidades.

Otra historia para resaltar es la de Pedro Castillo, un joven con un inmenso deseo de ser parte de las artes escénicas y para quien su limitación física, no le hace diferente a cualquier persona con toda su capacidad física.

Pedro se enteró de la fundación, porque su papá recortó un artículo de la revista portafolio y se lo dio para que investigara cómo podía acceder a la beca Fulbright.  Contactó a la fundación y presentó su documentación, siendo otro feliz acreedor de estas maravillosas becas.  Este joven no pierde oportunidad para agradecer a la fundación porque intervienen de punta a punta en el proceso y los ayudan con los tiquetes, materiales de estudio y manutención, durante todo el periodo de estudio.

Pedro también espera regresar con su conocimiento, para aportar a su país y hacer de este un lugar cada día mejor.

La fundación Saldarriaga Concha se ha convertido en el medio para hacer realidad los sueños de otros.  Su objetivo fundamental es ayudar a personas con discapacidad y personas mayores, para que sean incluidos y tenidos en cuenta en la sociedad.

La fundación se esfuerza en ayudar y ser socialmente activos, pues las estadísticas demuestran la necesidad de trabajar fuertemente en la inclusión social de los discapacitados:

·      Tan solo el 13% de la población con discapacidad tiene la posibilidad de acceder a la educación.
·      El 80% corresponde a personas de estratos 1 y 2.
·      El 15% de los discapacitados se desempeñan laboralmente.

La fundación complementa su esfuerzo de inclusión social, con la participación en la política pública nacional y local, la cual determina el proceso de inclusión y participación en la sociedad de la población con discapacidad.  Adicionalmente la fundación se preocupa por movilizar y sensibilizar a la sociedad, para transformar su visión sobre el tema de la discapacidad.  Su labor incluye familias, iglesia, comunidad educativa, empresarios, academia, medios de comunicación y gobierno, porque la idea es llegar a todos los frentes de la sociedad, para que entiendan cómo deben manejar el tema de la discapacidad; ya que un ciudadano discapacitado se desenvuelve en todos estos ámbitos.

Como parte de toda esta labor en materia de formación académica la fundación gestiona la beca Fulbright para personas con discapacidad, la cual es sinónimo de excelencia académica y profesional y se otorga a nivel mundial.  Desde 1957 se vienen otorgando becas y anualmente la gente tiene la posibilidad de acceder a ellas.
 
A través de Magda Jimena Acevedo quien es analista de comunicaciones y funcionaria de la fundación se pudo contactar a los becarios, sin embargo cuando se le preguntó de dónde provenían los fondos para apoyar a los becarios no recibimos respuesta, sin embargo, la fundación Saldarriaga Concha vive gestionando público privadas con quienes más pueden aportar al cumplimiento de cientos de sueños como organismos internacionales, ONGs, instituciones de servicio privadas, entre otras.

Para la fundación es muy importante contribuir a la formación de una sociedad más humana e incluyente, partiendo de la formación del discapacitado e incluyendo todo su entorno social, para que sea tenido en cuenta, como cualquier ciudadano.  Este es otro ejemplo de solidaridad para seguir y resaltar en nuestro país.


Hay sueños, soñadores y corazones nobles, como los de quienes lideran la fundación Saldarriaga Concha, que se dedican a hacer de esos sueños una gran realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada